Psicólogos y Terapeutas en Madrid

Blog → Psicoterapia y límites (III): El trabajo del terapeuta

3 comentarios
  1. y que ocurre cuando el terapeuta pierrde la compostura, se enfada -exceso de confianza -, y no lo reconoce más que diciendo que ha sido una percepción mía. Cómo me quedo?
    Perdí la confianza. Me sentí engañada. Y todo después de años de terapia.
    Tal bloqueo me ha impedido decirle.:cobarde no te sabes disculpar??
    Todo esto todavía me causa muchos resentimientos e impotencia.
    Gracia

    • Ante todo gracias por compartir tu experiencia.
      Efectivamente a veces en el proceso terapéutico pueden surgir diferentes emociones, tanto en el paciente como en el terapeuta, ya que como personas sentimos, y sentirlas es lícito. El problema aquí sería que el no saber reconocerlas y manejarlas cuando surgen, y efectivamente, más allá de si se enfadó realmente o no, lo que tú sentiste era real, y eso es lo que importa.
      Por otro lado, un buen terapeuta no debería tener problemas para pedir disculpas, ni para reconocer los errores dado que como cualquier persona nos podemos equivocar.
      Lamento que esa situación provocara una ruptura y la pérdida de confianza, ya que debió ser algo doloroso para ti.
      Un saludo.

  2. Así lo veo. Intento no darle más vueltas.
    Muchas gracias porque me siento comprendida.

Responder

¿Eres humano? *