Lidiar con la desesperanza


Lidiar con la desesperanza

Lidiar con la desesperanza
5 (100%) 3 votes

Hay veces en la vida en que, por diferentes circunstancias, te encuentras cansado, con desaliento, sin ánimo y sin ilusión. La vida a tu alrededor ha perdido el brillo, los matices, y todo lo ves de color gris.

Normalmente esto ocurre cuando se han producido hechos dolorosos significativos en nuestra vida, tales como la pérdida de un trabajo, la muerte de un ser querido, la separación de la familia por tener que emigrar a otro país…. Algunas personas son conscientes de este dolor, y otras no: sienten como si la chispa se hubiera apagado, y les costara un sobreesfuerzo el continuar con su vida hacia delante.  Otras veces es el propio cuerpo el que expresa ese malestar sin que la persona se encuentre aparentemente significativamente mal: dolor de cabeza, náuseas continuas, fatiga…. Pero en todos los casos hay un sentimiento de algo importante ha cambiado en nuestra vida, y se produce un vacío en nuestro interior: Se está pasando por un proceso de duelo.  Cuando se es consciente del dolor es un proceso de duelo normal. Cuando no, estaríamos hablando de un duelo encubierto.

 

desilusion 6Cuando una persona se encuentra decaído, triste, con ansiedad, sin ilusión… a menudo opta por ir retirándose dela vida social: no le apetece estar con gente, y se va aislando, metiéndose así en un círculo en el que cada vez se van viciando más los pensamientos negativos de malestar, de sin sentido, de para qué el esfuerzo… Lo cual a su vez va mermando las energías para salir al mundo, para disfrutar, para encontrar los aspectos positivos que sigue teniendo la vida.

Por ello, es importante poner especial atención en estos aspectos, y si tú o alguien cercano a ti está pasando por una situación así, seguir las siguientes pautas:

  •           Poder hablar con alguien de confianza de lo que te está pasando. Y si aún no te atreves, trata de llevar un diario: el poder expresarte te ayudará a no ahogarte en esa angustia.
  •           Hacer un esfuerzo por salir del aislamiento.  Trata de pasar tiempo con las personas importantes de tu vida, y especialmente con aquellas que te hacen sentir bien.  Esto a la vez te ayudará a estar más distraído y no centrado en pensamientos negativos.desilusión 7
  •           Recupera o plantéate aprender alguna actividad que te guste: pintura, canto, bailar, aprender a tocar la guitarra…
  •           Haz algo de ejercicio: el ejercicio nos ayuda a generar endorfinas, que son unas sustancias químicas que genera nuestro cuerpo y que nos hace sentir bien.
  •           desilusión 8Practica la meditación: aprender a centrar tu pensamiento en la respiración, te ayudará a poner más atención en el momento presente y no estar rumiando pensamientos negativos.
  •           Cuida tu alimentación y tus horas de sueño.
  •           No descuides tu apariencia: vernos bien por fuera también ayuda a sentirnos mejor por dentro.  Así que, aunque no te apetezca mucho, cuidar de tu vestimenta,  arreglarte… ayudará a que poco a poco te sientas mejor.
  •           Sé paciente.  En la vida se producen cambios, algunos nos resultan más difíciles de adaptarnos que a otros. Pero al final el malestar pasará y volverás a recuperar tu sonrisa y las ganas de vivir y disfrutar.desilusión 9

Y, como siempre, si estás pasando por un mal momento y estos consejos no son suficientes, no dudes en buscar ayuda terapéutica de un profesional.

 

 

                               “Lidiar con la desesperanza», por Almudena de Pablo.

                                          almudena@escuchartepsicologia.com  646333640

                                      Pide cita: 40% descuento

                                     Conociéndome la vida es más fácil

No hay comentarios

Escribir un comentario